sábado, 22 de noviembre de 2008

El Motor y Motivo de John Kelvin

De tomar un bus al salsodromo,
a viajar en avión a Japón


Hoy es un martes de noviembre, gritos de niños jugando en el parque de una tarde ya oscura, fría y típica gris de la gran Lima. Hoy parece ser un día normal, pero para John Kelvin, como lo conocen sus fans, no lo es; Hoy emprenderá el viaje que podría cambiarle la vida, pues dejará su típica combi Orión de la ruta 19 por un moderno avión Boeing 737 que lo llevará al país del Sol Naciente, Japón.
Al sentarnos juntos en el comedor de su casa, prestos a comenzar una entrevista, recuerdo cuando compartíamos carpetas en el colegio San Antonio Marianistas, y como algunos compañeros se burlaban del inicio de su carrera como cantante; pues John solo tenía 14 años y cantaba en grupitos de salsa, como hoy él los llama. No dominaba el inglés, pero eso no era un impedimento para que cante, luego fue mejorando y John empezó a proyectar talento desde aquella época; talento que iría madurando y creciendo con el correr de sus años.
Sentado frente a él, me resulta extraño comenzar esta entrevista, imaginar que antes pasábamos el tiempo jugando o haciendo travesuras y hoy debo conformarme con solo verlo por televisión o escucharlo por radio. Y es que “Mi Amigo” hoy esta acariciando su sueño, pues, en el olvido quedaron las conversaciones de un viaje de promoción donde ilusionados rogábamos por viajar a Cusco; pero, él ahora viaja a Canadá, México, Estados Unidos y entre otros muchos países que solo suman sellos en su pasaporte y que me muestra con orgullo.
Puedo percibir que John experimenta la misma sensación que yo, pues continua siendo la persona humilde y sencilla de aquellos tiempos y le sorprende que en esta ocasión, uno de sus mejores amigos, vaya a entrevistarlo.
Las preguntas fluyen, no es una entrevista formal ni estructurada, se trata de recordar lo que era conversar con un amigo pero que en la actualidad resulta complicado verlo. Solo saber que todo el próximo año estará con una agenda ocupada, pues tienen reservado conciertos, estreno de la película del Grupo cinco (Motor y Motivo) y varios viajes al extranjero, me hace pensar que se hará mas difícil poder volver jugar una pichanguita con los amigos de promoción o quizá volver a verlo otra ves.

John se muestra seguro, tiene claro lo que busca y lo que anhela con su vida; “está es una oportunidad única, pero sé que esto puede durar poco”, comenta. Es por esto que, John, inaugurara una tienda de ropa que llevará su mismo nombre, John Kelvin, donde ofrecerá camisas, bóxers y calzado con el nombre Jock. Su primera tienda se abrirá en la ciudad de Chiclayo, donde tendrá como padrinos al Grupo 5 y al estilista Marco Antonio; personas que admira y a quienes agradece por el apoyo.

Juleika, “su cubanita linda”, como el la llama, ha sabido entender el trajín, dedicación y sacrificio que esta profesión requiere; pues ella también ha vivido esto como corista y bailarina del grupo Son Habana. Sabe que con esto les ofrecerá la oportunidad de darle una vida de calidad tanto a ella como a sus hijos: Francesco de dos años y medio y a su próximo nuevo "Motor y Motivo", el cual viene en camino y que pasará a ser una nueva inspiración para seguir adelante.
Aunque para él es difícil esconder la tristeza en su rostro al hablar sobre lo difícil que es vivir lejos de los que ama y tener que haber dejado su hogar para mudarse a un lugar totalmente nuevo como lo fue Moncefú, Chiclayo; tampoco puede negar que fue muy bien recibido, pues su carisma y el desempeño que muestra con su voz, han podido identificarlo y llevarlo a ser el cantante mas pedido por la gente.
John me comenta que llegar donde el hoy se encuentra, ser una de las voces principales del grupo mas prestigioso el Perú y ser considerado el galán del grupo, a pesar de sus 21 años, no ha sido fácil, ya que desde los 14 años empezó a luchar y recorrer grupos pequeños que ayudaron a desarrollar la voz y carisma que hoy goza. A Conquistar, La combinación Perfecta, Son Habana y Team Cuba, son algunos grupos donde John hizo sus primeros pininos y donde conoció a la madre de sus hijos.
La conversación continua entre risas, recuerdos y entre una y otra broma. John se muestra muy abierto a contarme aquellos momentos que marcaron su vida como cantante, incluso pequeños incidentes se pueden convertir en grandes anécdotas y solo él sabe lo que se siente al tener que quedarse con el derrier al desnudo y tener que cambiarse de pantalón en frente de miles de personas, y que estas le pidan que el accidente vuelva a ocurrir.
Me cuenta con entusiasmo y a la vez en modo de primicia que el próximo año comienza la producción de un disco como solista de salsa con balada, pues al acabar su contrato con el Grupo 5 buscará llevar su éxito a lo más alto, lanzarse como solista.

Y así, en un ambiente familiar, me veo obligado a abandonar a mi amigo que ya muestra una gran expectativa por abordar el avión que lo llevará a un mundo distinto al que hoy vive.Nos pusimos de pie, nos tomamos algunas fotos y deseándole suerte, me despedí de él con un abrazo y el orgullo de tenerlo como amigo.

lunes, 17 de noviembre de 2008

El capricho de tu orgullo

¿Cuando será el día que podamos entender a nuestros corazones, dejar que alcen sus voces y que no sean ocultados en la sombra de nuestro orgullo, orgullo que nos hace perder maravillosos momentos al lado de esa persona que tanto queremos o amamos?
No quieres dar tu abrazo a torcer y esperas que sea la otra persona quien lo haga, ¿te has dado cuenta de cuánto tiempo pierdes sin estar a su lado?


La felicidad puede ser alcanzada cuando estas al lado de esa quien amas, porque esa persona que sientes que es distinta a ti y que tiene pocas cosas en común, es la razón por la cual esta a tu lado, porque esa persona complementa aquello que tu no tienes, aquello que le hace falta a tu corazón, y que cada vez que están juntos pasan a ser un solo latir; Y sin darte cuenta la estas dejando ir y peor aún, es que muchas veces no tiene una razón.
Ya han pasado horas y tal vez días y tú aun sigues queriéndote mostrar fuerte, como si eso ayudara en algo, no serás mas hombre ni te darán un premio tus amigos por esto, al contrario, sus voces no te ayudarán cuando estés solo, tus amigos seguirán siendo tus amigos pero en realidad, estés dejando marchar a la persona de tus sueños.

No sabes como sufrirás cuando tengas todo perdido, cuando quieras recuperar a esa persona y ella ya haya dejado de ser la de antes y poco a poco te haya olvidado, es ahí que te darás cuenta que tu orgullo no te ayudó en nada y que ahora es demasiado tarde para luchar por ella.
Escucha a tus verdaderos amigos, a aquellos que te alientan a luchar por el amor y no a aquellos que buscan perderte en el odio o llevarte donde su envidia por verte feliz, te llevarán a dejarte solo.

Inyéctate una dosis de amor en el corazón y lucha por aquella persona, aquella persona que solo te puede llevar a vivir momentos de pura felicidad y que te lleve a ser el hombre más feliz dentro de la tristeza más grande. Esa persona es capaz de hacerte olvidar el dolor más grande, te lleva a un mundo distinto donde los problemas no existen y donde solo tu felicidad será tu único camino.
Tal vez él  se equivocó o tal vez tú lo hiciste, pero nunca nadie podrá borrarte todos aquellos momentos que viviste a su lado,¿ necesitas otro motivo para luchar?, necesitas perderla para recién darte cuenta de la persona que tuviste a tu lado y que hoy la ves partir.

Si estas a su lado, acércate a su oído y dile lo mucho que lo amas, o mejor grítalo a los cuatro vientos y que todo el mundo se entere, que sepa que no tienes miedo a contárselo al mundo, que sepa que tu eres feliz solo con él (ella).
Acércate, siente su aroma, tomate tu tiempo para observarla, tomate tu tiempo para recorrer su piel, siente su suavidad, besa sus labios una y otra vez, sonríe cada vez que puedas, siéntete el hombre mas afortunado por estar cada segundo a su lado, abrázala con todas tus fuerzas, hazle sentir lo seguro(a) que estas a su lado; tómale la mano y recorre el camino mas largo, disfruta estar a su lado, cántale al oído, aunque no tengas una divina voz, él o ella entenderá lo que tu corazón quiere decir, tú corazón tiene el poder de descifrar cualquier intento de comunicación, porque cuando están juntos ,ellos dejaran de ser dos corazones y serán uno solo, tendrán un solo latir.
Solo deja que tu corazón sea el que se exprese, olvídate de los demás, vive cada minuto como si fuera el último de tu vida, pásala a su lado, abrázala y dile todo lo que sientes, bésala como si fuera el último beso que podrías darle, hazle saber que él o ella fue tu motor para seguir adelante, que por esa persona serás capaz de irte al infierno para rescatarla y que por esa persona serás capaz de amarla en la eternidad, mas allá del infinito... y que, si existe una vida después de esta, estarás dispuesta a buscarla...




Gracias Katty por tu ayuda.

viernes, 24 de octubre de 2008

Apuros en la gran ciudad !!!

Hace dos días me dirigí a un supermercado, deseaba con desesperación comerme una deliciosa torta de selva negra, base de chocolate, crema pastelera de chocolate, mermelada y una deliciosa fresa para adornar este perfecto postre, un postre que siempre endulza mi día y que puede cambiar mi estado de ánimo.

Pero ese día no iba a ser así, no entiendo aún las razones para que esa torta me cayera tan mal, debe haber sido una torta del día anterior que aún conservaba su buen sabor pero no su composición; estaba lejos de casa y una desesperación se apoderó de mi, mi estomago produjo unos sonidos que predijeron mi mala fortuna, sabia lo difícil que iba ser llegar a casa a tiempo para poder postrar mis cuatro letras en mi amado asiento. Soy muy especial para poder sentarme en cualquier lado, no hay comodidad como la de poder estar en tu propia casa y en tu propio baño porque ahí podrás relajarte, tomarte tu tiempo, producir sonidos muy parecidos a una tormenta, podrás leer una revista, escuchar música o jugar en tu celular; Muy contrario a tener que adornar la taza con cuadraditos pequeños alrededor de una taza ajena y así poder tener un poquito de higiene.
Y empecé a recordar las muchas veces que me he visto en ese apuro.
Desde que me encontraba en los primeros años de colegio, cuando ir al baño era una amenaza para que los compañeros de travesuras se acercaran a cualquiera que este ocupando el lugar y lanzarle agua, quitándole así su concentración y apurando su estadía, claro que para cualquiera no era una situación agradable, cualquiera podía estar en la necesidad de ocupar ese lugar y ser la próxima víctima de tal malvada travesura.
Es por eso que uno siempre esperaba durante las horas de clase para pedirle permiso al profesor para poder salir unos minutos, ahí podías encontrar un poco de tranquilidad mientras que tus compañeros se encontraban en las aulas,
Era aún mas vergonzoso cuando te olvidabas de cargar el suficiente papel higiénico en tu bolsillo trasero, y estabas entre la espada y la pared. Tratabas de aguantar un poco hasta llegar a casa o pasar la vergüenza de acercarte al profesor y pedirle al oído un poco de ayuda, mas aún cuando el malvado profesor publicaba tu necesidad y te convertías en el centro de atención de todo el salón. Todos se burlaban de tu situación y pensabas dentro ti que hubiera sido mejor coger unas hojas cuadriculadas de tu cuaderno Loro y evitar toda la vergonzosa escena.
Siempre fue difícil asistir al servicio higiénico de cualquier lugar, podías estar en un supermercado, en una tienda pequeña, en un parque, en una combi, en un taxi o caminando, pero cuando tu estómago no te acepta ningún segundo más y empiezas a sudar frío, tienes que juntar las piernas, correr desesperado y buscar satisfacer a tu estómago, porque solo el puede abultar tus pantalones y perjudicarte de tal forma que nadie deseará estar a tu lado.
Hoy ya en la universidad, el temor y la timidez por entrar a un cuarto y escuchar pasos al lado tuyo, no lo he podido superar, pero ahora ya existen nuevas tácticas donde podrás estudiar el lugar y observar donde o en que piso podrás encontrar la tranquilidad para poder concentrarte y relajarte.
Un edificio de cinco pisos es el elegido por muchos, su poca fluidez de alumnados hace que muchos elijan a este para visitarlo y así convertirse en su segundo hogar por menos de cinco minutos o claro dependiendo de la gravedad.
Siempre será difícil para mi apoderarme de un tazón ajeno, mi hogar siempre será el elegido para compartir no gratos momentos, porque sé que ella siempre estará ahí, para las buenas y para las malas, aunque siempre el llevará la peor parte.

Así que deberías recordar que siempre que estas en tu casa, tomate tu tiempo para eliminar hasta el último pedazo de desperdicio de tu ser, lee una revista, entérate de las noticias, sigue a las hormigas y observa su fortaleza para cargar objetos pesados. Disfrútalo y piensa que así será la única forma de prevenir y sentirte seguro de que ningún llamado inoportuno se hará mientras estés en la gran ciudad.





Ahhh que alivio!!!!

martes, 14 de octubre de 2008

MI DULCE AMARGA ODISEA

Hoy me subiré a la JV y solo Dios sabe que pasará.

Hoy me subiré al ómnibus de la JV, que tiene como inicio de ruta en Ventanilla y fin en Santa Clara, pasando Huachipa, es un viaje de más de tres horas recorriendo Callao y Lima, es por esto que durante todo el recorrido el bus se encuentra repleto por los lugares a los que llega; Está demás decirles que este viaje no lo realizaré por completo, por suerte solo tengo que llegar a La Molina y me bajaré en la primera cuadra de dicho distrito.
Esto es un reto para mí, ya que odio esta línea de buses, desde la primera vez que lo vi le agarre fobia por como las personas viajaban en el carro, como si no supieran lo que es comodidad ni tranquilidad, estoy más que seguro que reafirmare lo visto con lo que viviré tal vez en las próximas dos horas.
Es viernes, son casi las cinco de la tarde y estoy situado en el cruce de las avenidas de La Venezuela con Faucett, veo venir a este monstruo que me llevará a mi destino, saco la mano y el cobrador me da una bienvenida nada cordial ya que me hizo subir a tropel, sin importarle si me tropezaba o si dejaba mi segundo pie en tierra. Desde ese momento pensé: “comenzó mi calvario”, para mi triste suerte no pude ubicar espacio alguno para poder soportar este viaje tan largo; La música se encontraba a un volumen moderado y era de mi agrado, siendo el ritmo del reggaetón que se tocaba, podría ser que esto ayude a que el viaje no se me haga tan largo.




Llegando a Plaza San Miguel, ya habíamos corrido con la suerte de haber recibido por lo menos dos vendedores ambulantes, quienes con sus discursos mas que exagerados nos hicieron saber a la fuerza que uno de ellos era un ex recluso del Lurigancho, claro que esto ayudó a que muchos de nosotros nos animemos a comprar sus frunas de Ambrosoli que cuestan 10 centavos pero en esta oportunidad costaron 20; recuerdo al cuarto vendedor de los casi ocho que desfilaron en la angosta pasarela de aquel pasillo, con su discurso sobre como podíamos reencontrarnos con el Señor y librarnos de la droga maldita, que era así como la llamaba ahora, luego de haberla consumido y disfrutado en su momento por más de 15 años y que hoy se arrepiente de lo hecho, solo me quede deseando que todo lo dicho sea verdad para su bien.
Con el avance del recorrido y de la hora, se tornaba más pesado por el volumen de personas que subían y bajaban, y el tráfico que cada vez se volvía más insoportable debido a la hora y al estado deprimente en que se encontraban las pistas.
Puedo ver que no soy el único que siente mortificado con la existencia de estos buses, sino que también las mujeres tienen sus problemas con el ajustado espacio que hay y el contacto entre los pasajeros, amenazando el criterio de muchos ; otro problema que pude apreciar fue como las personas olvidan su educación y pueden ver como una persona embarazada tiene que esperar de pie y que una persona de edad salga a pedir su asiento reservado a un joven, y le comente que en sus tiempos todo era diferente y sobre el respeto que se ha perdido con el pasar de los años, dando una vergonzosa imagen a los jóvenes de hoy.
No aguanto más el viaje y veo con ansias el cruce de la av. La Molina con Javier Prado, me acercó al cobrador y le pido al que anuncie mi último paradero; Fueron más de dos horas de incomodidad pero lo pude terminar.
Para terminar mi largo viaje me dirigí al supermercado Metro para endulzarme con un pastel de selva negra y así olvidar por un rato el camino que me esperaba a casa, espero no volverme loco.

Puerta de embarque # 2

Tomate un segundo conmigo por favor !!!



Tomas una tras otra, las acomodas con la ayuda de tu padre en el taxi, un Station wagon blanco, que te llevará al lugar que hoy tal ves te vea llorar como lo hiciste alguna vez cuando tenias 2 años, estas nerviosa y te quedas callada para poder ocultarlo, son tres maletas donde guardas tu ropa, tu lápiz labial, tú cámara y fotos de las personas que siempre han estado a tu lado, con esto esperas poder sobrevivir seis meses lejos de ellos, de ellos que te quieren y te aman, y que tratarán de meter su alma en tu equipaje para poder viajar contigo.
¿Estas en un carro o en un cementerio?, nadie habla, los puedes escuchar como respiran; No sabes como asimilarlo, llegó el día que esperabas tan ilusionada hace dos meses, y hoy solo deseas parar el reloj y olvidar que tienes que subirte a un Airbus 730 y volar a varios kilómetros lejos de casa, miras a Nora, tu mamá querida, ella te abraza y no sabe que decir, le respondes de la misma manera, tu papá se muestra como siempre, nunca pudo aprender a expresar lo que siente; Y a él, a él no lo quieres mirar, no sabes como vas a reaccionar a sus ojos que desde ya, sabes que no te quieren dejar ir, aún no descifras como tu corazón podrá resistir poder vivir sin su otra mitad, tienes miedo y no te das cuenta que estas perdiendo segundos sin besarlo, sin decirle lo mucho que lo amas, pedirle que pare el carro, te tome y te lleve lejos, tan lejos donde nadie te pueda encontrar y solo estar al lado de él, lejos del caos, lejos del odio, solo tú y él, él y tú, comenzar a formar un hogar, no sería muy difícil, siempre estarían los dos para ayudarse, total siempre lo hicieron, ya has pasado con él cinco años, dos meses y dos días, toda una vida, sientes que fueron los mejores años de tu vida, y ahora solo tienes miedo de perderlo.
Te muestras segura, y él también, los dos parecen estar resignados, no quieren dar su brazo a torcer, solo quieres mostrarle a él que no te equivocaste, que dejarlo en la puerta de embarque será fácil y decirle adiós será sencillo, tú sabes que no es así, ¿por qué tuvo que existir el orgullo?
Le pides ir a comer un helado, rompiste una pared blindada, la que solo tú sabes como destruir, y por fin hablaste con él, le dices lo mucho que lo amas y lo mucho que lo vas a extrañar; Sabes que el también te ama y que tal ves muera en el intento de poder vivir sin ti; Hoy el titubeo al hablarte, sus manos sudaron como aquella primera vez que te recito un poema y que solo te pidió un abrazo al cambio, recuerdas aquellas épocas no? El tiempo de colegio fue lo mejor, eran cuatro días que te separaban de verlo y abrazarlo, hablabas más de una hora por teléfono hasta que tu papá te haga recordar que tenías que estudiar, ahora extrañas el colegio, extrañas el saber que el día viernes a las 6:30 el estaría en tu puerta con un poema y con beso tan dulce como solo él podía darlos.
Son seis meses, seis meses que no podrás verlo, ¡pero, lo podré ver por el Messenger!, tratas de alentarte, pero sabes que ese monitor no podrá darte ese beso ni esa ternura que sus manos podían dar; como pasó el tiempo, te quedan ya solo 30 minutos con él, ya sabes que dentro de poco tendrás que empezar a despedirte de todos los que quieren abrazarte y desearte lo mejor; mientras pensabas en eso, el último llamado se escucha en el aeropuerto y en ti se formo un eco escalofriante que hizo correr a tu corazón.


Ya tenías planeada la despedida, “Primero mis amigos, luego mi familia y luego ÉL”, y comienza el momento mas odiado por todos en un aeropuerto, te despides de aquella que siempre te dio consejos, de la compañera de clase, la amiga de infancia, el amigo del parque, y ya comienza a tornarse difícil, en la cola sigue tu papá y tu mamá, suerte que ellos no aprendieron a expresarte, sabes que es el único momento que te sientes feliz por como son, todo iba como lo habías calculado hasta que llegas al final de la cola, solo quedaron ustedes dos, lo miras a los ojos y sabes que no podrás evitar lo inevitable, sus ojos se muestran débiles y sus párpados no aguantan más el peso de lo acumulado y empiezan a correr en sus mejillas, en sus ojos brillosos puedes verte reflejada y vez a la otra mitad de ti, no pudiste resistirlo y tú rostro se humedeció, lo abrazaste tan fuerte que por unos segundos los dos fueron una sola persona, no hubo una pareja en ese momento, solo fue una persona que trataba de dejar la mitad de su ser en la puerta de abordo.
¡TE AMO!, YO TE AMO MÁS MI AMOR, y siempre estaré junto a ti, estaré dentro de ti, en tu corazón y tus pensamientos, solo prométeme que el día de mi regreso estarás aquí, aquí esperando por mi y volvamos a ser uno solo.
Marchas apurada y tratas de no voltear, tu corazón no podría resistir más, el tiempo te hará viajar y así como hoy te vas, tú volverás, y ese día, volverán a ser una sola persona y sus corazones tendrán un solo latir.

Mi primer concierto de cumbia:::

El Trome celebra su séptimo aniversario y yo, soplaré sus velas.






Es el primer viernes del mes de octubre y necesito encontrar un concierto de cumbia, si de cumbia, extraño para una persona que es fiel seguidor del baile pegadito y que se va hasta bajo…, podría decir que cada vez que uno necesita algo, es difícil de encontrar y cuando no lo desea, aparecen muchos afiches llamativos con colores amarillos y rojos invitándonos al gran concierto de cumbia.
Casi es la medianoche y mis ojos descansan en el llamativo aviso del “Trome”, es su séptimo aniversario y lo celebran a lo grande, El Grupo 5 es el grupo del momento y yo me siento entusiasmado por esto, mi amigo y compañero de travesuras de colegio canta en este grupo y es una oportunidad de verlo después de mucho tiempo.
Hasta ahora todo bien, ya tengo a donde ir, solo falta ver quien me acompañe a mi nueva aventura en… “¿El parque Sinchi Roca?”, donde diablos queda esto; Esta ubicado en Comas, en la avenida Universitaria cuadra 32, nunca antes había escuchado sobre este lugar, esto hará que mi aventura sea especial.

Mi amigo de promoción, Roberto, mi tocayo, se une a mi aventura; sin embargo tiene muchas dudas sobre el lugar, y al igual que yo, ninguno sabía que la avenida Universitaria era tan grande como la de Javier Prado; Y que por relatos podíamos decir que el distrito era de cuidado.

Ya es domingo por la mañana, entusiasmado por mi nueva experiencia y es que es la primera vez que estaré en un concierto de cumbia, prenderé la tv y pondré un Dvd del Grupo 5, que mi padre hace poco compro por coincidencia, ver a mi amigo cantar me entusiasma mas por el orgullo de tener su amistad y saber lo mucho que le costo llegar hasta donde hoy esta.

Antes de partir a mi nueva aventura, mi madre me da el último consejo, “no lleves billetera, tampoco la cámara y si puedes mejor no vayas”, pero esto no me detendrá, aunque meditando creo que tomaré mi DNI y mi carnet de seguros y dejaré mi billetera, uno nunca sabe.
Ya nada mas puede retenernos, motivados por una “Lucecita” y dos bellas razones carnosas, musculosas y creadas a la perfección, no detienen mas nuestro entusiasmo por verla de cerca y nos lleva apurados a embarcarnos al viaje, claro que los nervios y un poco de miedo por lo escuchado nos tiene precavidos.

“Señor buenas tardes, ¿a Sinchi Roca?”, “no voy para allá”, nos respondió en nuestro primer intento fracasado de tomar un taxi, el siguiente era un Station wagon, ya apurado me olvide del cordial saludo y,” ¿a Sinchi Roca?”, “15 soles”, respondió él; Mmm sin saber la distancia atino a la rebaja por 12 nuevos soles, “no 13 esta bien”, tenemos 12, “ya vamos”, aceptó el taxista; Ya conseguimos transporte y ahora solo nos queda esperar que el conductor sea un fiel servidor hijo de Dios y que no tenga la intención de vender nuestros órganos a algún traficante, nuestro temor nació por muchos titulares leídos sobre la delincuencia en estos distritos y ya que nunca antes tuve la oportunidad de conocer, solo eso podía esperar.
Estamos en la avenida universitaria, cuadra 18, el parque zonal estaba en la cuadra 32, deberíamos estar cerca, cuadra tras cuadra y se suman y terminan, 3 distritos creo que cruce con la avenida universitaria, nunca me imagine lo largo que era esta avenida.


Llegamos a un lugar desconocido para nosotros y el síntoma de ver personas reunidas y policías resguardando la zona, comprendimos que ya habíamos llegado. “Camina rápido y cuídame la espalda”, me dice mi tocayo, inquietando mas mi angustia y ayudando a apurar mi paso.

El parque era inmenso, gente de todas las edades caminado por todos lados, el desorden me desesperó en un primer momento pero recordar que aún Lucecita esperaba por mi, me llevaba a seguir adelante, me aferre a mi programación y me ubique en el plano, tres escenarios dentro del parque donde ofrecerán shows para todos los gustos, premios sorpresas y una lluvia de artistas peruanos, volteo la hoja y veo la programación y… ¡demonios!, Lucecita ya estuvo en el escenario, mis ojos se alzan tristes y con la esperanza de poder verla en el escenario y…, la chola Chabuca y su sobrina Leslie Moscoso están ocupando su lugar, sin poder hacer algo o exigirle a Dios que me la traiga de regreso, es hora de empaparnos en ese mar humano y tratar de estar lo mas cerca posible al escenario.

Ya eran tres horas después del mediodía y era el turno de hacernos reír al imitador del “Chorri”, Walter "Cachito" Ramírez, y nos arrancó muchas risas y hasta carcajadas por sus ocurrencias y por su lenguaje popular.
Terminó su show y varios niños perdidos fueron subidos al escenario para poder ubicar a sus familiares, era tanta la gente que para cualquiera era sencillo perderse en ese lugar.

“Y ahora con ustedes, la bella Dina Paucar”, anunció Pimentel; Nos espera por lo menos una hora de sufrimiento, nunca me gusto el folklore y mucho menos a mi amigo, pero como buenos espectadores, apreciaremos del espectáculo; Dos bailarines saltaron al escenario, cinco músicos, un animador y la Diosa hermosa del amor, si Dina Paucar, todos esperaban por ella y el show se inicio, el arpa reprodujo hermosas melodías y esto tomó por asalto nuestra atención, la música en vivo es diferente, la euforia y adrenalina de sus bailarines cambio mi forma de pensar y de atender su música; “Cobarde” fue su primera canción, sus notas musicales encendieron al público … La canción identifico a muchos y alzaron sus manos para mostrar su cariño a ella, tras el fin de su primera canción, con micrófono en mano se dirige a su público con una frustrada voz, cuenta que estaba delicada de salud y desde ya predice que su show no durara mucho, para nuestra suerte, y para la pena de muchos, para iniciar la segunda canción iniciaron con una mezcla de rock con folklore que para sorpresa mía, tuvo una sonido muy melodioso y acogedor. Luego “2 cervezas” fue coreada y alzada por el público.
Solo recuerdo haber escuchado una canción “que lindos son tus ojos”, espero que la cante porque después de la primera estrofa no se que sigue… la tercera canción y parece ser la última es “mi madre celosa, tu padre celoso y… “, no recuerdo que mas, un poco largo y raro para ser un nombre de canción, a mi parecer, pero bueno, su música no estuvo nada mal.

Y Ernesto Pimentel, mejor dicho la chola Chabuca, una vez mas aparece en el escenario y con un nuevo y repetido segmento “Niños perdidos”, fueron mas de 20 niños los que se perdieron de sus padres, niños llorando, niños que bailaban al son de la cumbia, se venden niños, se rifan, se amarran niños, ya era un segmento que a muchos nos daba gracia por las ocurrencias del animador y por lo repetido que se daba, todos ellos al final recibían su pelota roja de plástico para así calmar su desesperación y temor , aunque empecé a dudar si estos niños se perdían de verdad o lo hacían adrede para ganarse su pelotita, en fin, todos volvían con sus seres queridos.

Luego de esto se rifaría un auto 0 kilómetros, una señora fue la afortunada, envidia la nuestro que la vemos de lejos, hoy ella se irá en su auto y nosotros… aun no sabemos, mejor no pensar en eso porque aun no entiendo donde estamos.



Y llegó la hora, se anuncia al Grupo 5 y la orquesta esta lista para hacernos bailar, cantar y quien sabe que más, toman el escenario y la euforia se apodera de las seguidoras del grupo que me recordaron que estaba vivo con dos altavoces humanos detrás de mí.

Mi amigo de colegio aparece en el escenario y yo iluso pienso que será fácil que nos vea, porque miles de chicas pensaron lo mismo que yo, todas queriendo saludarlo y esperando que él solo les diga un “Hola” o recibir un beso volado, hasta que luego de tres canciones, nos pudo ver, “saludos para Roberto y Aristondo”, se dirige por el micrófono, contentos por esto, ahora solo esperar poderle explicar por mímicas que lo esperaríamos detrás del escenario para poder sacar una foto que ayudaría a mi trabajo, pero fui imposible, cada vez que nos ubicaba mandaba saludos a sus amigos de promoción y del colegio San Antonio y su mirada se perdía en las alocadas chicas que solo querían empaquetarlo y apropiarse de él.

Algo paso, alguien a golpeado a mi nariz, alguien atenta con mi vida, me quieren asfixiar, necesito aire, a alguien o a muchas se les olvido del aseo personal por salir alocadas, el espacio era reducido para que el aire circule y yo ya no podía respirar, seré un buceador en este mar de gente y me alzare con el intento de obtener un poco de aire puro, unos cuantos segundos para poder volver a mi; Casi muero asfixiado, muchas de estas personas estuvieron desde hace mas de siete horas y ya el clima y la naturaleza se habían olvidado de ellas.


Esta debe ser la última canción del grupo 5; “Vamos atrás del escenario y a tratar de sacar la foto con John” le digo a mi amigo, estamos a punto de dar la vuelta cuando vemos que no fuimos los únicos en querer verlo, hay casi 50 seguidores, la mayoría mujeres, que esperaban sacar la mejor foto de los integrantes o de alguno de ellos, creo que esta foto será imposible de conseguir.

“Tómame una foto donde se vea el escenario”, le pido a mi compañero de aventura, no me convence, la cámara de 4 pixeles que pude conseguir no es muy buena, me hubiera gustado traer una mejor pero mi hermano no accedió a prestarme la suya por temor al lugar, que el también desconoce.

La cámara no tiene mucho alcance con el flash así que solo me queda ir al globo de Trome y tomarme una foto al frente de este.

Hemos llegado al final del día y mis pies se encuentran muy agradecidos a esto, fuimos parte de la fiesta de más de 50 mil personas que llenaron el parque zonal; Ahora solo queda tratar de descifrar como regresar a casa. Salimos apurados y muy precavidos ante cualquier sospechoso.

En taxi no regresaremos porque no creo que quieran ir hasta el Callao y además tendrán la oportunidad de aprovecharse de la demanda, y como no contábamos con mucho dinero, alzaremos nuestros brazos a 90° y nos subiremos a una couster que nos llevará a plaza San Miguel y luego haremos transbordo para llegar a nuestras casas, todo estaba listo para acabar mi trabajo hecho reto, y cuando mis pies aun seguían trabajando soportando mi peso, se escucha una discusión entre el cobrador y un señor pasado de copas, quien quería bajarse del carro si pagar su pasaje, el cobrador se apodera de su gorro y el señor con lo ultimo de agilidad que posee se sube al carro de nuevo, que empieza su marcha y la trifulca sucedía a puertas abiertas, el pánico se apodera de todos porque había la posibilidad de que uno caiga por la puerta y solo Dios sabe que hubiera pasado.
Los gritos de las personas obligan al chofer a estacionarse y a dejar ir al pobre señor que por seguro la próxima vez no olvidará de pagar su pasaje, cuando este volvía a poner sus pies sobre tierra, el cobrador no dudo en darle un recuerdo muy personal, su puño golpeó su cabeza y el carro marcho, él solo vio partir el carro y tratar de entender que pudo haber pasado en su cabeza.

Al fin consigo donde sentarme y mis ojos querían cerrarse para poder descansar un momento, pero no iba a dejar caerme en el final, debía seguir atento a cualquier acción y mas que todo, a cualquier persona que se quisiera aprovechar de nuestro cansancio, mi amigo si no pudo resistir y cayó en las brazos de Morfeo.

Casi una hora nos tomó llegar a San miguel y ya estábamos solo a 15 minutos de casa, todo lo demás ocurrió como un día corriente, pero me llevaré el recuerdo de haber estado en un concierto donde el folklore me hizo olvidar del baile urbano y me ayudó a sentirme contento y orgulloso por la música que se hace en el Perú, no tuve que gastar cientos de soles para bailar y gozar como lo he pagado antes con artistas internacionales, fueron solo seis soles y aprendí que no es necesario gastar mucho para poder ver un buen espectáculo.