Entradas

Mostrando entradas de 2012

Lima 13

Imagen
Una historia que puede terminar escribiendo uno mismo
Tras una semana de espera, hoy pude ir al cine y ver “Lima 13”, una película peruana del director  Fabrizio Aguilar, que cuenta las historias de tres personas de distintas edades y clases sociales que cuando se cruzan empiezan a contar una sola historia.
Mis dudas de ir al cine y ver una película peruana se dan a raíz de mi experiencia con ellas y de cómo siempre terminan: sin una historia y sin un argumento lo suficientemente justificable para haberla llevado al cine. Me dejan la sensación de que existe la necesidad de mostrar escenas de sexo y morbo para poder llamar nuestra atención, y siempre termino renegando del desperdicio de recursos y oportunidades para mostrar y llevar una buena historia a la pantalla grande.
Pero yo también sueño con algún día poder hacer una película distinta y con el argumento suficientemente bueno para que el espectador salga pensando y contento de la sala de cine; por eso siempre es bueno creer que en …

“Volverte a ver” – La búsqueda de una sonrisa que no quieres olvidar

Imagen
Un programa que se debe compartir pero que yo prefiero verlo a solas, así puedo perder algunas lágrimas y nadie quien lo note.
Siempre he pensado que en la vida el único trabajo que uno debe tener, es la búsqueda de su felicidad, y a lo que llamamos trabajo, debería ser el camino que nos ayude a encontrar a la primera.
Al fin de cada semana, domingo a las siete de la noche, me regalo una cita con el programa “volverte a ver”, un programa que ayuda a personas a encontrar a algún familiar que por algún motivo dejó de ver por mucho tiempo, un programa que se ha atrevido a robarme algunas lágrimas y regalarme la idea de que la felicidad también se consigue cuando haces a otras personas felices.
Cada historia no tiene el mismo final, ya sea porque cada persona reacciona de forma distinta o tal vez por el temor de revelar aquellos sentimientos y no recibir la misma cortesía; lo que me hace sentirme feliz al final de cada programa es que todos los que son parte de este proyecto, han podido dar …

Me fui pal norte

Ayer, bueno hoy (12:05 am) he llegado a Guayaquil y dos horas después a Salinas.

Son las 3 de la tarde y un grupo de madres, o señoritas que parecen profesoras, han exigido dar inicio a la clase de baileterapia, para mi alegría la persona quien las guiara a este grupo de entusiastas por el baile, es la chica que minutos antes me entrego la toalla para que pueda ir a la piscina y me advirtiera que si perdía una de ellas yo debería de pagar 20 dólares americanos, a lo que yo le conteste que eso no pasaría porque no estaba dispuesto a pagar ese precio por una toalla azul y fea; y aparte de todo eso, tiene un cuerpazo que ya me entro la curiosidad de saber que es lo que come; apenas la vi ubicarse delante de las 6 mujeres con look de maestras me acerque al bar, pedí una bebida, me hice dueño de una mesa frente al grupo de baile y decidí prestarle mi atención y apoyo a sus coreografías.

Al terminar sus clases también acabo con mi interés de seguir al grupo de señoritas mayores; algo había…

Palabras que se esconden

Imagen
Llego a la silla donde me ha tocado el turno de esperar por tu llegada, apareces por el pasaje y te detienes bajo el marco de la puerta, dudas a dar un nuevo paso; por mi cabeza recorren palabras que han sido difíciles de decir por mucho tiempo, decides seguir adelante y caminas hacia mi, te sientas al frente mio, no pasan muchos segundos para que intentes decirme algo pero unas lagrimas te sorprenden y te quedas en silencio, bajas tu mirada, mi intento por hacer algo para romper el incómodo momento tampoco funciona, te disculpas e intentas decirme algo que he querido escuchar desde hace mucho tiempo pero al parecer ahora ambos somos incapaces de hacerlo, vuelves a mirarme y en tus ojos puedo entender que lo que no puedes decir lo llevas acentuado en tu mirada.
Alguien se acerca a nosotros y te dice que es hora de marcharte, le pides que te regale un minuto pero al parecer no existe posibilidad a ese pedido, te levantas y empiezas a recorrer el camino que te trajo hasta aqui, me quedo …