domingo, 31 de marzo de 2013

Ya duerme la noche, duerme El Tejar


A las 10 de la noche me despierto y ya no encuentro la luz del sol que esperaba encontrar cuando desidí tomar una pequeña siesta luego de haber viajado alrededor de 16 horas en bus desde viña del mar hasta la comuna de Castro en Chiloé; y mas bien me encuentro con una sabana oscura que cubre la noche y me regala estrellas para obligarme a recordar que me gusta escribir. 


En la calle "el tejar" solo se escucha el ladrido de un perro que parece discutirle a la luna o al mar para quitarle la tranquilidad que lleva hoy, es lunes en castro y parece que nadie va a cambiarle el silencio y la serenidad que la caracteriza, asi que miro a la luna que me promete una noche calmada y me acuesto confiando en ella. 


Marzo 18 - Castro - Chiloé, Chile