domingo, 30 de noviembre de 2014

Buen viaje chavito

Una de las cosas más difíciles de la vida es tener que aprender que mientras uno va creciendo  ya tiene que entender que la muerte es parte de nuestras vidas; cómo no es real tu chicharra paralizadora para detener el tiempo.

Hace mucho que no escribía, todo esto de la tecnología y del amor por lo material, ha llegado a distraerme y he dejado de lado el poder sentarme y escribir.

Hace dos días, el de arriba decidió llevarte al cielo, me gustaría mucho poder hablarte y decirte algo pero es imposible, así que he decidido sentarme frente a este papel, escribirte algo y esperar que Jaimito te entregue esta carta.

Discúlpame que te tutee, pero quiero creer que esto lo vas a poder leer, quiero creer que de esta forma voy a poder contarte lo agradecido que estoy contigo.

Desde que tengo recuerdos me doy cuenta que siempre has estado en ellos, has acompañado mis días de niño, mi adolescencia en mis tardes después del colegio, mi juventud en mis domingos después de almorzar y ahora en mis madrugadas antes de dormir, eres una de las personas que más ha influido en mi vida y estoy feliz de que lo sigas siendo mañana.

 He reído tanto con mi familia y amigos, has sabido ser la dosis perfecta para mi felicidad, has escrito guiones increíbles donde me llevas de la risa al llanto y luego de 5 segundos me vuelves a hacer reír con el humor más puro y tierno; he repetido tus chistes, y por más que ya lo sabíamos, nos hemos reído sin parar; he aprendido, gracias a ti, lo bonito que es reír.

Al igual que en un capítulo del chavo te acusaron de ladrón, ahora yo te acusó por haber partido, eres de esas personas que deberían ser inmortal para que sigas haciendo feliz a muchas personas, nada ni nadie va a poder lograr lo que tu hiciste en la televisión; pero al igual que los de la vecindad, sé que me equivocó, ahora ya te toca descansar y hacer feliz a todos aquellos que te están esperando allá arriba, ya me imagino la fiesta que debe haber sido tu recibimiento, que envidia el no poder estar yo allá.


Esa vecindad, ese héroe con escudo de un corazón, todo lo que creaste, es el mejor legado que se puede dejar como el mago de la risa; me hubiera encantado poder pasar algún día por ella y comerme una torta de jamón a tu lado, hubiera sido suficiente verte jugar con Kiko, la chilindrina, el profesor jirafales, don ramón y todos para tener el mejor recuerdo, eres el mejor personaje y mi mejor serie.



Hiciste feliz a muchas personas, es por eso que hoy tu partida ha conmovido a todo el mundo, y eso demuestra lo bien que hiciste tu trabajo, me gustaría tanto algún día poder parecerme un poquito a ti.

Como no sentir un nudo en la garganta al escribir esto, me has regalado tantos recuerdos que tu partida deja un vacío muy grande.

Hasta pronto chavito, espero que cuando me toque partir pueda encontrarte a ti y a toda la vecindad junta de nuevo, esa vecindad que me regalo tantas lecciones en mi vida y supo hacerme reír como no tienes idea.


Descansa en paz y saluda a Don Ramón, ya nos veremos pronto, por otro canal. 


No hay comentarios: