Permíteme el atrevimiento Daniel


Sé que no tengo una foto nuestra para compartir y decir que tuve la suerte de conocernos, porque no fue así, claro que hubiera sido bonito tener un recuerdo así.

Quería compartir algo que sentí cuando me enteré de la lamentable noticia y lo que entendí con tu partida, dentro de todo esto vi algo positivo.
Sé que muchos pensarán que es una mala forma de comenzar mi primera párrafo pero espero sepan llegar al final de este texto para entender lo que buscaba transmitir con esto.

A veces uno se sorprende por la muerte de alguien, a mis 30 años ya tengo claro que la muerte se empieza a relacionar con uno de una u otra forma, definitivamente ya sea por la muerte de un familiar, amistad o relación de alguien cercano sabes que ya no solo tienes salidas para fiestas sino también para velorios, alguna partidas golpean mas que otras definitivamente, cuando es un ser cercano con quién compartías momentos te duele mas y es capaz de tumbarte y dejarte ahí para probar tu fortaleza y muchas otras cosas más que a veces preferiría no pasar.

Es muy probable que te preguntes porque te escribo sino tuvimos la oportunidad de conocernos, pero fuiste una persona pública que me ha acompañado en muchos momentos; desde que recuerdo, el camino de la selección ha sido muy difícil desde muy niño, has estado en las buenas y en las malas, pero sobretodo en las malas siempre levantándote y levantándonos a los que también caíamos en la amargura y el desconsuelo, siempre creíste y lo demostraste con una pasión única envidiable.

Cada vez que nos tocaba fracasar renegaba y me decía lo injusto que era todo, teníamos una barra que alentaba en las buenas y en la malas, teníamos ahorrado el dinero para pagar el boleto aéreo e irnos a acompañar a la selección a un mundial (o tal vez las ganas de endeudarnos), teníamos el pisco para celebrar, la mejor comida, pero sobretodo, teníamos la mejor voz para relatar el camino de nuestra selección en un mundial, siempre quise escucharte relatando el partido del mundial, porque que mejor que tú para representar esa pasión de más de 30 millones de peruanos.

Tu luz se apagó, y en serio es demasiado injusto, duele y jode como la muerte nos recuerda que nunca debemos dar por sentado algo, nos toca entender que solo estamos de pasada y que lo único que podemos saber de la vida es nuestra fecha de nacimiento, lo demás toca descubrirlo minuto a minuto, día a día.

Lo qué pasó después de tu muerte fue algo increíble, no entendí porque me dolió tanto, o bueno eso pensé al inicio pero poco a poco fui entendiendo el porqué, fuiste una persona que destacó, nunca te conformaste con estar detrás del micrófono, quisiste ser el mejor y trazaste tu camino y a tus 48 años te diste el lujo de lograr ser el mejor, tuviste la sabiduría de compartir tus conocimientos enseñando en un salón de clases, escribiste libros y hasta tuviste el atrevimiento de conseguir tu sueño actuando para una película en la pantalla grande, en este párrafo es suficiente para entender lo que a veces me cuesta descifrar sobre la vida, y es que fuiste pulcro en tu trabajo, te atreviste a soñar y sobretodo a vivirlo, tuviste una familia y nos diste una lección sin siquiera lo hayas tenido planeado, trascendiste y marcaste la historia, nuestra historia, y con tu muerte sé que muchos vieron la vida con otra perspectiva.



Que bonito es ver como alguien cuando hace las cosas bien es recompensado con tanto cariño; lo que queda después de la muerte para los que parten no lo sabemos, pero desde acá veo como tu nombre se quedará grabado en la historia de muchas generaciones, ya nos tocará entenderlo y sacar provecho de esto, ojalá lo logremos.

Para ya terminar, me ilusiona mucho saber que el significado de trascender lo voy entendiendo mejor, y para serte sincero, yo también quiero ser parte de eso, día a día dejar un mundo mas bonito, porque un mejor mundo va a haber!... solo hay que ponernos de acuerdo.

Mira, hasta me hiciste escribir otra vez, no sé cuánto me dure en esta oportunidad, pero siento que cada vez que lo hago es especial para mi, y espero que donde estés, también lo sea para ti.




Comentarios

Entradas populares de este blog

“Un Chato de altura: Oscar Del Portal”

Lima 13