Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2009

Maldita sea, ¿Por qué tuviste que ser padre, mi padre?

Imagen
Aquí te escribo lo que hasta hoy guardo en mi corazón y lo que durante mucho tiempo he preferido no decir…


Maldigo quererte, deseo que termines solo en un cuarto y sufriendo como hoy, nosotros lo hacemos, y odio saber que cuando llegue ese día, nos pedirás perdón y sin mayor resentimiento estaremos a tu lado para cuidarte y perdonarte; pero no estés tan seguro, tal vez solo sea mi deseo de hacerte ver el daño que estas haciendo y no esperes a quedarte solo para querer recuperar lo perdido.




…Recuerdo cuando era niña y tu estabas conmigo compartiendo mis alegrías y mis penas, luchabas por mis sueños y te envolvías de mis locuras con la facilidad de un abrazo, sentía que yo era lo mas valioso para ti, sentía que yo podía ser tu razón para vivir, que tú eras capaz de dar tu vida con la única razón de verme feliz, sana y salva. Sentía que no necesitaba algo más para ser feliz, y así era, era muy feliz, tenía a mi familia, razón suficiente para estar alegre y sentir compasión por algunas comp…