lunes, 12 de octubre de 2009

“Un Chato de altura: Oscar Del Portal”

Pisar el césped del nacional, pertenecer a uno de lo mejores equipos del Perú, el Cristal, llegar a la Copa Libertadores y jugar su primer partido contra el Peñarol de Uruguay, y estar rodeado de miles de hinchas que coreaban y gritaban por su equipo, no existe una mejor frase que pueda explicar mejor lo que él sintió ese día: “fue como volver a sentir mi primer orgasmo” y esa sensación tan intensa que le provocó la oportunidad de llegar a jugar en primera división, nadie hará que la olvide…

Es miércoles por la noche, exactamente las 20:30, luego de dos semanas de postergaciones para una entrevista con Oscar Del Portal, por fin llegó el día de estar frente a la puerta del canal y preguntar por él; horas antes hablaba con Oscar por el celular para confirmar la entrevista y al fin poder conocer la razón del por qué se alejo de las canchas, esa fue una de las primeras preguntas que le hice cuando pudimos conversar por unos minutos.
Dejo mi documento de identidad en la puerta e ingreso, ahora si, al canal; espero unos minutos en el hall y Oscar sale al encuentro, me estrecha la mano y me pide que lo espere unos minutos para ingresar al set de grabación, me pregunta si necesito algo y si me siento cómodo, algo que hizo durante todo el momento que lo acompañé.

Mientras lo espero, él regresa una vez más pero esta vez viene acompañado de Carlos “el gordo” Vizcarra y Christian “el loco“ Wagner, se acercan y Oscar me presenta a sus eléctricos amigos, quienes apenas se enteraron que venía para escribir un perfil sobre “el chato”, empezaron a poner a descubierto sus apelativos mas secretos; pasan cinco minutos y nos indican que ya es hora de ingresar y empezar a grabar, Oscar se encuentra a mi lado siguiendo a los otros dos desquiciados que no paran de hacer bromas y reírse de ellas, él se encarga de presentarme a cada uno de los que forman el equipo y no hace más que hacerme sentir como en casa, y yo así me siento.

Estamos a dos horas de que “entre titulares” salga en la programación de CMD y la productora esta perdiendo la paciencia por comenzar a grabar y los tres que están por conducir el programa no tienen la menor preocupación por entenderla y siguen comentando sobre la resaca que tuvieron por la reunión del día anterior, es como estar con tres niños y tratar de hacerles entender que tienen que terminar su tarea para irse a dormir, pero en este caso, estos tres amigos que aparentan ser unos dementes sin control, no entienden que el programa ya debería estar a medio camino para poder pasarlo a tiempo; sin embargo, Del Portal se muestra paralelamente atento a que los invitados también estén cómodos y no se sientan nerviosos por presentar su baile que esta lleno de movimientos que mas que un simple baile de salón, parezca una acrobacia de los juegos olímpicos, tal vez sea porque la chica protagonista venga de Rusia, y que sigan el ritmo de una Salsa tan provocativa como las curvas que ella posee.

El programa empieza y hoy el tema a tratar no será sobre el tan tocado “Deporte Rey”, que tiene tantos seguidores en nuestro país pero que ha conseguido pocos triunfos, sino que se hablará del “Bathroom dance” y para esto, la invitada es una joven de 32 años proveniente del lejano Moscú y que tiene algunos años recorriendo Europa y Latinoamérica para llevar su baile a lugares donde ella pueda contagiarse del ritmo que nosotros, los latinoamericanos, llevamos en la sangre.

Luego de culminar con la entrevista, llega la hora de ir a la primera pausa comercial y escucho comentar algo entre ellos, “¿Roberto, no quisieras ponerte del otro lado para que puedas ver mejor?” no me equivoque, una vez más, Oscar, sintió que por el movimiento de las cámaras se dificultaba mi visión, y tenía razón, trató de llevarme mas cerca del set de grabación y así poder ver más los detalles, pero tanta fue su preocupación que la productora se dio cuenta que yo podría aparecer dentro de la escena y me pidió que me ponga un poco mas atrás, igual ya era un mejor lugar y podía observar con mas claridad los detalles y las travesuras de ellos tres. Su preocupación era constante.

Estar en el set fue como haber estado en un show humorístico, sus atinadas ocurrencias lograron robarme carcajadas durante todo el programa y disfrute estar ahí, es la última tanda comercial y para volver están preparando algo gracioso y diferente para ofrecer una marca de shampoo, “el gordo”, como lo hizo durante todo el programa, toma la iniciativa y es seguido por “el chato” y “el loco”, deciden personificar una lucha y el gordo se encuentra tendido en la mesa de conducción, para tratar de mostrar que el producto “combate la caída del cabello”, describirlo no logra ser tan figurativo y alcanzar a ser tan gracioso como lo fue estando sentado frente a ellos y viendo los detalles de sus alocadas acciones.

El programa llega a su fin, se muestran muy entusiasmados con la parte final y deciden bailar al ritmo del “cha cha cha” para cerrar el show con broche de oro, las cámaras dejan de grabar y no demoran para huir del set, yo me acercó a la productora y ella solo me confirma lo que por si solo he podido ver, “trabajar con ellos es difícil, me he peleado con Carlos porque nunca hace caso y el chato no se queda atrás pero él, es un poco más comprensible y puede mantener una conversación, caso contrario con el primero que todo lo gira a 360ª y no sabe lo que es estar por unos minutos guardando la postura”.

Salimos de las instalaciones y nos ubicamos frente a su carro; demonios, no me tomé la foto en la escenografía, recordé llevar la cámara y olvido tomarme la foto… gajes del oficio, pienso; empezamos a conversar y me cuenta que llegó a amar al fútbol desde que tiene uso de razón, para él no es solo un deporte donde recibes al cambio mucho dinero como muchos jugadores peruanos lo ven, sino que le tiene el respeto como a una profesión, y me cita una frase que la chica europea mencionó con mucha razón “los latinos tienen el ritmo, pero no la profesión”,

Luego de vivir un año en Brasil, a sus 23 años, volvió al Perú con la intención de estudiar Derecho y paralelamente empezó a jugar en segunda división y para luego llegar a una corta carrera en primera; el fútbol le abrió las puertas, fue en una entrevista que daba en el Rímac cuando una productora le propuso la conducción de un programa, que sin dudarlo acepto la oportunidad, tiene cinco años en el canal, y haber practicado deportes como el tenis, natación, vóley, entre otros, le ha dado la facultad de aportar con conclusiones certeras e importantes, esto le ha permitido crecer como persona y a conseguir una experiencia única, sin dejar de lado sus estudios que para él son cosa primordial para su futuro; en diciembre acaba la etapa como conductor de “entre titulares” y es que, estudiar y practicar en un estudio de leyes, ha descubierto una nueva vocación que a desplazado al fútbol a un segundo lugar, y que ve como una profesión mas prometedora.

Cada vez que se presenta la oportunidad para jugar un partidito, no la desaprovecha, y es que, cuesta trabajo creerlo, también forma parte de un equipo de futbol siete, donde ha podido viajar a otros países para jugar campeonatos, eso si, para el esta prohibido perder, se considera picón y es una persona que esta dispuesto a perder la cordura, si es necesario.

Oscar Del Portal es conductor de dos programas de CMD, estudia derecho en una de las universidades más grandes de Lima, practica en un estudio de abogados, es volante de un equipo de amigos de fútbol siete, es un enamorado apasionado y encabezando la lista, un buen amigo dispuesto a involucrarse donde se encuentre o falte una sonrisa.

Antes de despedirnos recibe una nueva llamada, se muestra impaciente y es su enamora quien esta del otro lado del teléfono, ella acaba de llegar de viaje y él esta desesperado por verla, luego de dos semanas de ausencia, decido que es momento indicado para agradecerle y despedirme de él y esperar contar con su amistad, pero para el la entrevista no acaba, cuando yo me dispongo a partir, Oscar se ofrece a llevarme hasta una avenida que se aproxime más a mi destino final, yo acepto, ya que en realidad sabía que no había un bus que me deje cerca a mi casa y aceptaba que la única opción era tomar un taxi; subí a su carro, él enciende la radio con la ventana abajo para despedirse de su último amigo del canal quien se encarga de la seguridad.

En el camino me cuenta algunas cosas más de algunos planes que tiene pero que aún no son nada seguros, como el dejar de lado la tele y dedicarse a ejercer su carrera como abogado y ver la conducción solo como un hobby al que nunca le cerrara las puertas, luego de unos minutos llegamos a mi parada, y ahora si, la última, una vez mas le agradezco por la entrevista, le prometo enviar lo escrito pero sin asegurarle que sea perfecta, tampoco soy un escritor pero haré el intento, estrecha su mano y sin querer perder la luz verde del semáforo, hecha marcha al encuentro de la única persona que le puede hacer dejar de lado el fútbol y las leyes…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo admiro mucho y aunque esta comprometido es mi amor platonico.

Anónimo dijo...

Me gusto mucho la crónica. Cuando normalmente escribo no hablo en primera persona porque lo considero, por así decirlo, egocéntrico y vanidoso. Pero veo necesario que lo hicieses acá para mostrarnos cómo es el periodista detrás de cámaras, se nota que es un gran tipo.